Resumen

El presente ensayo tiene como objetivo exponer y analizar la situación que vive la población escolar -franja media- que presenta características no convencionales de aprendizaje, es decir, características no ajustadas a la categorización de discapacidad ni de regularidad. En efecto, al establecer los estándares de evaluación, los países definen, mediante políticas de Estado expuestas en la legislación educativa, unas expectativas de aprendizaje basadas en un prospecto definido como regular; al otro lado de la balanza se encuentra la población definida como NEE (Necesidades Educativas Especiales) que presenta dificultades generadas por su discapacidad. Sin embargo, entre la población regular y la población con discapacidad, existe una población no reconocida en política pública, con una amplia gama de estilos y características de aprendizaje, gama a la que en el presente documento se le reconoce como franja media con características no convencionales de aprendizaje. Dada la zozobra que supone para una persona ser evaluada con un patrón de referencia distante de la posibilidad personal de respuesta, al exponer a esta población y analizar sus particulares circunstancias, de cara a las políticas públicas y a la cotidianidad escolar, se concluye que el Estado no ha podido particularizar el currículo para atender las condiciones singulares de aprendizaje de esta población. En consecuencia, se parte de la revisión de diferentes aportes de investigaciones relacionadas, con el fin de profundizar en el conocimiento de esta problemática y proponer algunos lineamientos aplicables a la metodología empleada para la adecuación del currículo, cuyo componente de evaluación sea consecuente y particularice las condiciones de la niñez objeto de este abordaje.

Palabras clave: legislación educativa, dificultad en el aprendizaje, evaluación de la educación, necesidades no convencionales