Resumen

Los mapas conceptuales pueden consolidarse como herramientas que, utilizadas intencionalmente, permiten evidenciar los progresos en el aprendizaje de conceptos. Esta investigación, puesta en marcha en el primer semestre de 2017, asumió el estudio de caso como diseño metodológico desde una investigación mixta y, por tanto, utilizó técnicas e instrumentos cualitativos y cuantitativos. Asimismo, se describió la efectividad de los mapas conceptuales para verificar el entendimiento conceptual en una muestra de estudiantes (n=13) de quinto grado de la Institución Educativa Juan Domínguez Romero de Caracolí-Colombia, con respecto al concepto célula. Los mapas conceptuales del estudiantado fueron instrumentos de obtención de información para verificar el entendimiento conceptual a través de un diseño de medidas repetitivas. Asimismo, a través de entrevistas en profundidad, estos mapas, fueron analizados cualitativamente mediante categorías inductivas y deductivas. El estudio verificó un progreso en el entendimiento conceptual del estudiantado. Se identificaron diferentes niveles de diferenciación conceptual y la persistencia de errores conceptuales que se sugiere, deben superarse mediante instrucción. Se concluye que los mapas conceptuales enmarcados desde la teoría ausbeliana del aprendizaje significativo deben implementarse como herramientas para explicitar ideas previas, errores conceptuales y verificar si un concepto es o no aprendido por el grupo de estudiantes. Prospectivamente, se recomienda explorar sobre la incidencia del uso de los mapas no solo en los procesos cognitivos, sino motivacionales y metacognitivos del estudiantado. Finalmente, dado el potencial pedagógico de los mapas se sugiere sean utilizados intencionalmente por el profesorado para dinamizar su práctica pedagógica y favorecer aprendizajes significativos.

Palabras clave: enseñanza de las ciencias, aprendizaje, conceptualización, comprensión, mapas conceptuales