Resumen

Numerosos estudios han evidenciado los beneficios de desarrollar procesos en los que el alumnado debe investigar. Recientemente, el Marco Curricular nacional, en Chile, ha incluido esta perspectiva como uno de los ejes curriculares junto con los ejes de lectura, escritura y comunicación oral para la asignatura de lengua y literatura. El objetivo de este artículo es determinar en qué medida las prácticas pedagógicas declaradas por un conjunto de docentes favorecen el logro de los objetivos de aprendizaje correspondiente al eje de investigación en lengua y literatura. El artículo se realizó sobre la base del paradigma comprensivo-interpretativo, específicamente, desde una metodología cualitativa y un enfoque basado en la fenomenología hermenéutica. Como técnica de recolección de información, se utilizó la entrevista semiestructurada, la que se aplicó a cinco docentes de lengua y literatura de enseñanza media de la ciudad de Chillán en el año 2019, mientras que el proceso de análisis se llevó a cabo por medio de categorización mixta con el apoyo de Atlas.ti. Los resultados principales indican que el profesorado valora positivamente el eje de investigación, porque contribuye al desarrollo de procesos cognitivos superiores e impacta en el ámbito académico y personal del estudiantado. Sin embargo, lo integran esporádicamente en sus clases porque enfatizan los ejes curriculares contemplados en pruebas estandarizadas. Se concluye que el abordaje del eje de investigación presenta un doble desafío para el profesorado, puesto que le demanda fortalecer y profundizar su propia capacidad crítica y reflexiva para, posteriormente, desarrollar esta capacidad en sus estudiantes

Palabras clave: formación en investigación, práctica pedagógica, educación secundaria, asignatura de lengua y literatura