Resumen

En este acercamiento a la novela El angosto sendero, de la escritora salvadoreña Amparo Casamalhuapa, al relato México es mío, de la escritora costarricense Yolanda Oreamuno y a algunas Cartas, de la también costarricense Eunice Odio exploro, desde una perspectiva de género, las vivencias que obligaron a estas escritoras a exiliarse en México, donde los exilios se vuelven escritura. Una escritura en la que descubro los espacios de fuga y subversión, las estrategias usadas para establecer su lugar de pertenencia, los anhelos por universalizar la autoría y el desarraigo traumático de estas escritoras que inauguraron la travesía del exilio en Centroamérica.

 

In this approach to the novel, “El Angosto Sendero” (The Narrow Path), from the Salvadoran writer Amparo Casamalhuapa, the tale “México es mío‟(Mexico is mine)  by  the  Costa  Rican  writer  Yolanda  Oreamuno  and  some  Cartas  (Letters) from the also Costa Rican Eunice Odio, I explore, from a gender perspective, the experiences  that  forced  these  writers  to  seek  exile  in  Mexico,  where  the  exiles become  writings.  A  writing  in  which  I  discover  the  spaces  of  getaways  and subversion,   strategies   used   to   establish   a   place   of   belonging,   longings   to universalize   authorship   and   the   traumatic   uprooting   of   these   writers   which inaugurated the journey of exile in Central America.