Resumen

Este trabajo se propone reconstruir el proceso de empoderamiento de las jóvenes universitarias en la década de los setenta, tomando como ejes transversales el género y el significado de un movimiento estudiantil vigoroso en el que adquiere presencia la izquierda. Para desarrollar el texto se consideran como hilos conductores tres elementos: el acceso a la educación superior de las mujeres, la presencia cada vez mayor en órganos de representación, consejeras universitarias, y la sexualidad. Se entretejen esas prácticas políticas con las privadas, pues el feminismo en su calidad de movimiento social y desde sus orígenes, ha demostrado que lo personal es político, lo doméstico es social y que lo cotidiano también es trascendente, y de esta forma conocer cómo cambiaron las jóvenes universitarias en una década crucial en la historia de esta institución superior.