Resumen

Si consideramos que existe una literatura de la evocación, por ende existe un sujeto que evoca, cuya entidad se halla en el orden de lo empírico. Este sujeto es el que hace posible la narratividad de un texto y crea, entre otros elementos, la voz que asume el control de lo representado. Esta voz, ordenadora del discurso, se encuentra en el terreno de la técnica y presenta ciertas complejidades a la hora de relacionarla con un sujeto humano atravesado por alguna experiencia traumática. En el presente trabajo vamos a analizar el lugar que ocupan las voces narrativas en La casa de los conejos de Laura Alcoba, en donde un solo yo se expande y se enmascara a través de los artificios literarios. 

Palabras clave: evocar, narradora, lectura, sujeto, ethos