Resumen

Las relaciones micorríticas obligadas de las orquídeas epífitas – un componente clave en el modelo integrado de conservación – siguen desconocidas. Los estudios existentes han revelado que estas plantas, así como sus equivalentes terrestres, se asocian normalmente con basidiomicetos ubícuitos (e.g. Tulasnellaceae); sin embargo pocos estudios han verificado su papel fisiológico. Dos cepas del hongo micorrítico (UAMH 11541, UAMH 11543) fueron aisladas de las raíces de una especie de orquídea epifítica del sur de Florida, Encyclia tampensis – una obtenida de una plántula joven y la otra obtenida de una planta madura. Las semillas de cuatro taxones epífitos fueron inoculadas por separado con los dos hongos aislados in vitro: E. tampensis, Epidendrum amphistomum, Epidendrum nocturnum y Prosthechea cochleata. Más de un tercio de las semillas de E. tampensis y E. nocturnum (ambos inoculados) desarrollaron hojas cuando fueron mantenidos en total obscuridad por más de cien días. No se detectaron diferencias significativas entre las dos cepas del hongo con respecto a la germinación y la interacción entre el hongo y las semillas procedentes de diferentes fuentes (ANOVA, α= 0.05). Usando amplificación y secuenciación ITS, ambas cepas fueron identificadas como teleomorfos, Tulasnella irregularis (Basidiomycota: Tulasnellaceae) y ambas resultaron genéticamente idénticas con un elevado grado (98%) de seguridad. De esta manera, tanto la germinación simbiótica así como los resultados de la secuenciación ITS concuerdan en identificar con certeza ambas cepas como el mismo hongo. Este artículo trata de elucidar las interacciones entre orquídeas epífitas y hongos micorríticos y también subraya la necesidad de identificar, comprobar (a través de germinación simbiótica), y preservar los hongos micorríticos necesarios para fines de conservación.