Resumen

El dividendo de género es una oportunidad potencial para el crecimiento económico, producto del incremento de la participación de la mujer en el mercado laboral; sin embargo, el trabajo no remunerado que realizan las mujeres en el hogar puede considerarse como una barrera para incrementar su participación en la fuerza de trabajo. Con el objetivo de analizar la relación entre la producción no remunerada y el potencial del dividendo de género, este artículo analiza los patrones de uso de tiempo y la producción y consumo no remunerado en Costa Rica. Además, el estudio realiza una estimación de una potencial demanda insatisfecha de cuido infantil. El trabajo utiliza los métodos desarrollados por la red internacional National Transfer Accounts. Los principales resultados del trabajo confirman que las mujeres son responsables de las tareas domésticas no remuneradas, mientras que los hombres en promedio se especializan en el mercado laboral. Los resultados muestran que no existe una mayor corresponsabilidad entre hombres y mujeres de generaciones más jóvenes. La materialización del dividendo de género depende en gran medida de que las políticas públicas procuren reducir la carga de trabajo no remunerado de las mujeres e incrementen las oportunidades a empleos de calidad.