Resumen

En la vida política, económica e ideológica, el poder es considerado como una relación social que se expresa a través de las estructuras del estado, el cual puede ser ejercido por la fuerza y la violencia, pero también a través del consenso y los acuerdos. En estas relaciones sociales de poder, se ha puesto de manifiesto que en México se ha ido consolidando una nueva hegemonía en el bloque de poder dominante, encabezado por la clase empresarial, la cual puso a prueba su poder económico, político e ideológico, en el proceso electoral del 2 de julio del 2006. Encontró como aliados a la jerarquía eclesiástica y a los medios masivos de comunicación, que junto al rumor, y a la mistificación que realizan del estado, diseñaron toda una estrategia mediática de gran envergadura, que permitió el triunfo del candidato del ahora Partido oficial.