Resumen

El mercado no es propio del capitalismo, los intercambios entre ofertantes y demandantes existen mucho antes de que este sistema económico se asentara. Sin embargo, el capitalismo ha requerido ampliar y expandir el mercado a escala global para consolidar su proceso de acumulación, sin que ello implique la desaparición del estado, pues en realidad, según sean sus necesidades, el capitalismo péndula entre mercado y estado. Actualmente, este último se encuentra dominado por una elite financiera que logra imponer su política y que ha provocado una las depresiones más profundas de las últimas décadas que ahora padecemos millones de seres humanos del planeta.
Palabras clave: CAPITALISMO, MERCADO, ESTADO, CRISIS, DEPRESIÓN