Resumen

Este artículo destaca la experiencia subjetiva del desplazamiento forzoso de los habitantes
de la Finca San Juan ubicada en Pavas, encabezada por el Estado en 1992. Se realiza
un análisis de las dificultades enfrentadas por los desplazados en la apropiación simbólica
de un espacio asignado. Como resultado se identifican tres modalidades de resistencia
ante el poder: las conductas antisociales como forma de inclusión, la aceptación a su destino
como forma de no-resistencia y la construcción de su comunidad como una forma
de reinvención.