Resumen

El estado salvadoreño al emitir la ley antimaras del 2003 evidencia poca comprensión en torno a la problemática de la adolescencia y juventud, utilizando la estigmatización y la represión para evitar cualquier tipo de identificación personal o grupal que no comulgue con la establecida.