Resumen

El zombi ha dejado de ser la estrella de películas de bajo presupuesto y se ha convertido en un concepto científico (biológico, social, económico y tecnológico), en una metáfora para la reflexión de las diversas problemáticas sociales, es un ente que ha pasado de humano a lo poshumano, hasta llegar a ser un antisujeto.  El zombi causa temor en dos direcciones: la primera, en ser devorado por este y la segunda, en convertirse en uno. Su posicionamiento ontológico lo ubica entre el sujeto y el objeto, rompiendo los modelos duales, no importa el género, la condición socioeconómica, ni la geografía, por ello es la metáfora ideal para el análisis social contemporáneo, donde las miradas marxistas, poscoloniales, de género, posestructuralistas, posmodernas y las teorías poshumanistas entran en diálogo. Desde un abordaje teórico, proveniente de la antropología, la sociología y el cine, este ensayo reflexiona al zombi por fuera de las clásicas miradas reduccionistas que lo han ubicado como un producto cultural marginal, destinado a satisfacer momentos lúdicos, contrario a esta postura, lo que se intenta, más bien, es dar una visión crítica del zombi y su injerencia social contemporánea.     

Palabras clave: cine, gobernabilidad, geopolítica