Resumen

Este ensayo aborda la idea de cómo el cuerpo es concebido en la pintura a partir de obras de la pospornografía. En este movimiento, el sexo no es visto como un negocio lucrativo, sino que se puede ver, reproducir y hacer arte a partir del cuerpo, de la piel, de los fluidos y orificios, en un sentido de lo obsceno y de lo abyecto. Pero, también contempla un sentido estético a partir del cual se empiezan a fraguar nuevas opciones sobre su discurso. En la pospornografía, la idea del placer ya no surge solamente por el puro goce corporal sino por el placer estético. Encontramos, así, una diferencia entre el erotismo y la pornografía, es decir, un lugar alterno a estos dos tópicos donde se localiza la pospornografía. Se hace un análisis sobre el lugar de la pintura dentro de este movimiento tomando algunos artistas como referencia. Se reivindica la corporalidad sexuada y lo pornográfico a partir de la pintura, de su discurso, y la re-significación de un concepto que se conoce de manera primaria, para crear nuevos significados.

Palabras clave: Arte, arte contemporáneo, cuerpo, pintura, pospornografía