Resumen

Debido a la presencia de la Cordillera de los Andes y la Corriente de Humboldt, el Perú posee una gran diversidad de ecosistemas. Mientras que las regiones bajas al oeste de los Andes peruanos está caracterizada por ser una franja desértica-semidesértica, con bosques secos, matorrales y principalmente formaciones vegetales estacionales, las regiones del lado este de los Andes se caracterizan por estar formados de extensos bosques húmedos de gran biodiversidad. A lo largo de la cordillera; la vegetación de la zonas altoandinas y de los valles interandinos del norte, centro y sur del Perú no son tan contrastantes, aunque si existen diferencias en la composición florística debido a la humedad; las regiones del norte son mas húmedas que las del centro y sur. Las orquídeas que se encuentran en los bosques montanos de la vertiente oriental de los Andes peruanos son principalmente epífitas y han sido objeto de numerosos estudios con el propósito de conocer su diversidad. En cambio el estudio de las orquídeas terrestres no han recibido la misma atención, a pesar de que éstas se encuentra en casi todos los ecosistemas del país, desde los desiertos, matorrales xerofíticos, turberas altoandinas e incluso en áreas donde se ha introducido especies exóticas, como los bosques de Eucalyptus globulus. En la presente contribución se describen las formaciones vegetales del desierto costero, valles interandinos y zonas altoandinas del Perú; así como las orquídeas que se han registrado en cada tipo de vegetación.