Resumen

El 12 de julio de 2001 murió Dora E. Mora de Retana, quien desde 1979 hasta febrero de 2000 fue directora del Jardín Botánico Lankester, de la Universidad de Costa Rica (U.C.R.). Ella dedicó la mayor parte de su energía vital a estudiar las orquídeas y a promover la conservación de la flora tropical; esto último desde su nombramiento como autoridad científica en el Comité de Flora de la Convención Internacional sobre Comercio de Especies Amenazadas (CITES). Después de Rafael Lucas Rodríguez (1915-1981), ella fue durante mucho tiempo la única orquideóloga costarricense con formación académica y científica en el campo de la botánica.