Resumen

Introducción


El estructuralismo es una de las principales corrientes del pensamiento del siglo XX. Sus desarrollos atañen a los más diversos aspectos tanto de las ciencias sociales como de la filosofía.


Objetivo


El objetivo del presente artículo es realizar una reconstrucción de la teoría social estructuralista, buscando poner de manifiesto el valor problemático del que todavía es portadora. Específicamente, intentaremos mostrar el modo en el que cuestiona una serie de antinomias epistemológicas tradicionales, propias de las ciencias humanas. En particular, atenderemos a las oposiciones entre individualismo y holismo, materialismo e idealismo, sustancialismo y relacionalismo.


Método y técnica


Para ello, nuestro método será concentrarnos en describir la sintaxis teórica básica que las investigaciones estructuralistas articulan en torno a los conceptos de relación y sistema.


Resultados


Al menos dos resultados se obtuvieron 1) se ha podido despejar la forma característica en que el estructuralismo aborda y comprende las identidades y los sistemas sociales, 2) se señala que la afirmación del carácter relacional de las identidades junto con el carácter totalizante de los sistemas es la aporía distintiva del estructuralismo.


Conclusiones


Se concluye que el estructuralismo no es un holismo tan clásico como acostumbra a pensarse, y se sugiere que la revelación de esa tensión problemática entre relación y sistema es uno de sus legados mayores.

Palabras clave: Estructuralismo, Relación, Identidades, Sistemas sociales, Teoría social