Resumen

Al impartir un curso de ESP, los estudiantes de posgrado reciben las opiniones de sus supervisores en sesiones de observación posterior, lo que suele ser considerado como problemático  y un “mal necesario.” Este estudio proporciona consejos para 4 participantes a fin de mejorar su experiencia y cambiar así sus percepciones de las sesiones de “feedback” hacia una experiencia más enriquecedora y positiva, porque los estudiantes-profesores que sostienen esta postura son más eficientes, tanto en su calidad de instructores como de profesores en formación. Se utilizaron tres instrumentos de

recolección de datos para evaluar los posibles cambios en sus percepciones. En el cuestionario, los participantes mencionaron emociones tales y como el nerviosismo, el poco interés y la frustración previa, durante las sesiones de evaluación posterior, respectivamente. Las observaciones y las entrevistas indicaron que los consejos prácticos lograron moderadamente sus objetivos, incrementaron la motivación de los estudiantes-profesores, la conciencia de sí mismos e incentivaron una mente abierta hacia las sesiones y la respuesta recibida. Los alumnos describen estas sesiones como una oportunidad para la reflexión, el ajuste y el mejoramiento. Los posibles efectos negativos del poder diferencial (Anderson, 2007) también se observaron en los participantes. Sus emociones, su condición física, su experiencia y sus expectativas se describen como posibles razones que enfatizan el aspecto negativo que las sesiones de “feedback” suelen poseer. Las limitaciones de este estudio incluyen la disponibilidad de los participantes y el calendario de supervisiones.



Palabras clave: percepción de sesiones de evaluación, motivación de estudiantes-profesores, evaluación de supervisores, poder diferencial