Resumen

La toma de decisión requiere actualmente nuevas cartografías para comprender y gestionar de manera eficiente la gobernabilidad democrática, la cual no se promueve necesariamente en búsqueda de consensos comunes y verdades unívocas, sino a través de la promoción de espacios que revaloren la naturaleza agonística de “lo político” como categoría ontológica. El presente artículo busca contribuir a promover nuevas miradas desde lo que la teoría de
sistemas (Biología) y la teoría de estructuras disipativas (Física) ofrecen para los sistemas sociales.