Resumen

En México, la obligatoriedad de la Educación Media Superior decretada en 2012 todavía es tarea pendiente en los contextos rurales y conurbados en donde los Telebachilleratos Comunitarios son una política educativa en expansión para incorporar jóvenes antes excluidos del sistema escolar. El Telebachillerato tiene sus orígenes en 1980, no obstante, la modalidad escolarizada y comunitaria cuenta con apenas cinco generaciones, y aún es escasa la investigación desde la perspectiva de sus propios actores. Por esta razón, el presente estudio se propuso comprender cómo las condiciones de acceso a este tipo educativo signan las subjetividades juveniles y su experiencia escolar. El estudio de corte cualitativo-interpretativo se desarrolló al sur del estado de México, durante el bienio noviembre 2018-2020, bajo una metodología dialógico-reflexiva desplegada en un taller de narrativa con un grupo de sexto semestre. Las sesiones fueron videograbadas, transcritas y sistematizadas en tres líneas analíticas: condiciones de acceso a la escolaridad, subjetividades juveniles y participación en la escuela. Los resultados visibilizan itinerarios escolares marcados por la implementación precaria de una modalidad en donde la población de jóvenes se enuncia a sí misma como la más abatida, pero en la que también construye otros modos de subjetividad a través de la participación para demandar mejor infraestructura, incidencia en la normatividad escolar y procesos pedagógicos basados en el reconocimiento. Se concluye que las subjetividades y narrativas escolares son fundantes de comunidades educativas construidas en el diálogo reflexivo y emergentes sentidos juveniles que se ponen en juego en el ejercicio del derecho a la educación.

Palabras clave: juventud, educación media superior, política educativa, participación