Resumen

En este artículo se propone un análisis del tema de la innovación educativa desde una perspectiva epistemológica, según la cual se considera los supuestos institucionales y filosóficos que subyacen en el ámbito de ese tema. Se propone un acercamiento crítico a ese ámbito como parte de la práctica docente, pero cuyas implicaciones epistemológicas lo trascienden al legitimar ciertas pautas institucionales que cambian la visión de lo que se entiende por innovar en el campo educativo.  La experiencia de innovar es un ámbito necesario en cualquier área de trabajo, sea administrativa o docente, en los niveles educativos, o en cualquier modalidad.  Es relevante  destacar que esta experiencia forma parte del quehacer cotidiano en cada centro educativo, se expresa como estrategias pedagógicas, propuestas curriculares o proyectos pedagógicos, pero no siempre la innovación surge de la experiencia y de la reflexión sobre lo que las docentes y los docentes consideran como transformación del espacio pedagógico en procura de aulas creativas.  La razón de esta situación es la percepción de una innovación educativa ajena a la práctica pedagógica de cada profesional y muchas veces transferida de otros espacios pedagógicos y contextos socio-culturales.