Resumen

La manera en que las sociedades se organizan para atender problemas de salud pública causadas por enfermedades contagiosas a menudo revelan rasgos importantes de sus culturas políticas nacionales. La campaña contra el cólera coordinada por autoridades del gobierno costarricense a inicios de la década de los años noventa tuvo como soporte imaginario discursos nacionales que crearon una asociación simbólica entre esa lucha y valores históricos centrales de la cultura política de Costa Rica. Lo anterior coadyuvó tanto a darle sentido y forma a varias de las tareas realizadas por dichos funcionarios, como a evitar que el grupo minoritario identificado previamente como el principal portador de la enfermedad (conformado por migrantes nicaragüenses) resultara marginado del sistema de salud, contrario a lo sucedido con otras minorías en Latinoamérica.