Resumen

El Estado salvadoreño, durante el período 1948-1960, utilizó el teatro y el cine para fines de propaganda política y de transmisión de conceptos sanitarios más que en años anteriores. También emprendió una campaña de moralización pública que pretendía trastocar las pautas de relación y de entretención tradicional de los salvadoreños. Este proyecto hegemónico fue llevado a cabo a una escala nacional por la época de bonanza económica de los años cincuenta.