Resumen

El norte de Costa Rica fue colonizado a lo largo del siglo pasado, dando lugar a grandes explotaciones de ganadería extensiva y a que se establecieran también pequeños productores. Durante los años sesenta y setenta, las políticas nacio-nales fueron favorables a la agricultura familiar. Sin embargo, desde los años ochenta la retirada progresiva del Estado y la liberalización comercial modifi-caron profundamente las condiciones de la producción agrícola. En ese nuevo contexto, las explotaciones familiares desarrollan estrategias diversificadas para prevenir riesgos o para aprovechar nuevas oportunidades. No obstante, los márgenes de maniobra se reducen progresivamente, traduciéndose en un fuerte cuestionamiento del porvenir de la agricultura familiar.