Resumen

El artículo analiza las relaciones que se establecieron entre los indígenas talamanqueños y el Estado costarricense, entre 1840 y 1922. Los intereses territoriales del Estado sobre Talamanca, así como la incapacidad que éste mostró para establecer de manera definitiva su soberanía en la zona, llevaron al Estado a otorgar algunos derechos políticos a los indígenas bribris y cabécares, y a reconocer, si bien temporalmente, la autoridad de los caciques o "reyes" indígenas.