Resumen

El presente artículo analiza la política agraria desarrollada e implementada por la administración sandinista durante la década de los ochenta. Con base en ello, seda cuenta del debate existente, y posterior desenlace, entre  campesinistas e industrialistas en el seno de las instancias encargadas de transformar la realidad agrarianicaragüense. Finalmente, se visualiza el impacto de la política analizada en las sociedades rurales de las zonas del interior (el este de los departamentos de Boaco, Chontales y Matagalpa) -caracterizadas por ser sociedades de colonato propias de frontera agrícola- y cómo la dicha política agraria desarticula buena parte de los elementos que sustentaban simbólica, política y económicamente dichas sociedades -dándonos así alguna de las claves de porqué en esas zonas la Contra obtuvo su base social.