Resumen

Con la presente investigación se explica cómo entre 1890 y 1930 el Estado costarricense fue paulatinamente asumiendo la asistencia social de sectores pobres urbanos, en especial, aquellos localizados en la ciudad de San José, por medio de instituciones u organizaciones de diversa naturaleza. Se muestra como lo largo de estas cuatro décadas, el Estado llegó a coordinar y financiar una variedad de instituciones, entre ellas, hospitales, cárceles para hombres
y mujeres, asilos, lazaretos y hospicios para niños u otro tipo de centros preocupados por la situación social y la salud pública de aquellos que no tenían recursos económicos suficientes.
Asimismo, se ofrece un análisis de los diversos sujetos históricos que participaron en los procesos de toma de decisiones; al mismo tiempo, se estudian los destinatarios de tales políticas asistenciales. También se profundiza en el actuar de la Iglesia Católica, los intelectuales y la participación de las mujeres ante la articulación de un conjunto
de políticas sociales, las cuales contribuyeron a evidenciar la llamada cuestión social.