Resumen

El presente artículo tiene como propósito principal demostrar que la  mala reputación del dictador nicaragüense José Santos Zelaya ha hecho muy difícil una interpretación correcta de los cambios sociales y económicos que ocurrieron durante su administración. La hipótesis planteada por el autor es que a los investigadores no les gusta la figura de Zelaya y no le hacen suficiente caso; esto trae aparejado repercusiones tales como una distorsión de la verdad histórica.