Resumen

Este estudio examina los procesos políticos que afectaron la reconfiguración de la élite económica en Nicaragua durante los años 1980 y 1990, y documenta los patrones cambiantes de las relaciones entre los empresarios y el Estado tras el regreso al poder del líder sandinista Daniel Ortega en 2007. Basándose en documentos y entrevistas con representantes de COSEP, el Gobierno y las ONG, este artículo traza el auge y la caída de las facciones de la élite tradicional durante la Revolución Sandinista y analiza el impacto de la reforma del mercado en la dinámica emergente durante las transiciones postrevolucionarias que siguieron. Estas experiencias ayudan a explicar la nueva estrategia del sector empresarial de negociación sostenida y colaboración con el gobierno tras la reelección y creciente dominio político de Ortega. El artículo concluye levantando preguntas sobre los puntos de tensión y los problemas no resueltos que quedan.