Resumen

El estudio intenta estimar el impacto económico y social de los grandes movimientos migratorios que se producen en la región centroamericana durante la década del 80. Constituye una primera aproximación a un fenómeno extremadamente complejo y busca ofrecer una visión de conjunto de un problema que afecta a toda la región. La investigación analiza los efectos de las migraciones originadas en  El Salvador, Nicaragua y Guatemala hacia los demás países centroamericanos, México y Belice. Se presentan estimaciones de sus efectos sobre la producción, el empleo y la demanda de bienes y servicios, así como las presiones resultantes sobre el gasto público, las erogaciones de algunas organizaciones no gubernamentales y la comunidad internacional. Finalmente, se ofrecen apreciaciones sobre sus efectos.