Resumen

La Historia de Centroamérica es la historia de la dependencia, desigual y combinada, a  través de  lo que se ha dado  en  llamar la inserción de  la periferia en distintos centros hegemónicos de poder: España,  Inglaterra y Estados Unidos de Norteamérica. Los 300 años de dominación hispánica dejaron una secuela de sociedades mono exportadoras y dispersas, sin ningún vínculo de homogeneidad nacional, no obstante  la presencia de factores étnicos y sociales comunes. A ese legado colonial siguió la dominación inglesa que se hizo presente hasta fines del siglo XIX, no en forma directa como había sido la dominación española, sino por medio de la influencia diplomática y sobre todo comercial.