Resumen

En los últimos meses numerosos acontecimientos han convulsionado a los países centroamericanos. Aparentemente los anteriores equilibrios comenzaron a romperse, la región entro en una fase de inestabilidad y las tradicionales formas de ejercer el poder político han resultado ineficaces para mantener el orden establecido. Los choques intrarregionales se, agudizaron e hicieron mis difíciles los propósitos de integración. Los problemas generados por el modelo económico seguido se combinaron con otros nuevos, producto del proceso de crecimiento de los últimos decenios, y dieron lugar a serios conflictos internos y externos. Los acontecimientos de Nicaragua, El Salvador y Guatemala revelan la precariedad del equilibrio de la vida social centroamericana.