Resumen

En este artículo se pretende vislumbrar un aspecto del Caribe colombiano a partir del estudio de la novela Ingermina o la hija de Calamar (1844) del neogranadino Juan José Nieto Gil (1805-1863): la integración de los pueblos nativos con la cultura europea como hecho necesario en el proceso de construcción de una nación. Se sostiene como hipótesis que el autor, observando la necesidad de una nación cívica, intentó reconstruir una suerte de “mito de origen” propio de la necesidad de crear un “nosotros” colectivo, bajo un tinte liberal y republicano. Un claro ejemplo se da en las descripciones de las distintas figuras de mujer que ocupan buena parte del relato. Cartagena fue una de las últimas ciudades importantes de la Nueva Granada en ser liberada del yugo español (noviembre de 1811). Para demostrar la imbricación propia de los tiempos de construcción política, la metodología texto-contexto se convierte en una útil herramienta de análisis. Esto permite considerar a esta literatura como evidencia histórica de un espacio-tiempo inmemorial.

Palabras clave: caribe neogranadino, siglo XIX, novela, nación, diferencia de los sexos