Resumen

Si la realidad se desarrolla como el libro en el que el discípulo Periquillo aprende a leer por medio de sus preceptores, es porque el maestro de ideas (y de acciones también) debe asumir formas a veces tan diferentes que ponen en escena principios como la tolerancia o la igualdad entre los seres humanos. Es lo que le sucede a Periquillo en su estancia de Manila, en donde se codea con un comerciante negro que lo introduce a la problemática de la esclavitud y su tráfico. El Periquillo Sarniento, considerado la primera novela latinoamericana en su sentido modermo, hace un alegato en favor de la libertad de pensamiento y de la fraternidad universal.