Resumen

Una parte importante del aprendizaje de un idioma es la adquisición de vocabulario, para aplicarlo a los demás aspectos que se estudian. Los profesores de idiomas pueden ayudar a los estudiantes a mejorar su conocimiento léxico utilizando estrategias que enfocan su atención en el significado. La adquisición de vocabulario debe ser un proceso constructivo centrado en descubrir el significado de los vocablos. Al avanzar de un nivel a otro en el aprendizaje de la lengua, el estudiante no solo ampliará el número de palabras que comprende y utiliza, sino también la cantidad de información que tiene de una palabra en particular. En consecuencia, incrementará su capacidad de comunicación cuando integre el léxico adquirido con las estructuras que ha aprendido. Al respecto, Teichroew propone que "vocabulary knowledge can best be represented as a continuum with the initial stage being recognition and the final one production" (citado en Gass y Selinker, 2008, p. 452). Los docentes de ESL suelen recurrir a diferentes estrategias para aprender léxico dentro y fuera del aula. En este artículo se analiza el papel que desempeñan los falsos amigos, la afijación y el contexto como estrategias clave de adquisición léxica que pueden mejorar la competencia del aprendiente de L2.

Palabras clave: aprendizaje de léxico, falsos amigos, afijación, el contexto