Resumen

Hasta 1561 los intentos de dominación española en lo que hoy día es Costa Rica se concentraron en la región de la costa del Caribe y en la península de Nicoya. A finales del siglo XVI los españoles lograron establecer un núcleo de colonización en la región del Valle Central, en el interior del país. Desde aquí lanzaron expediciones con el fin de capturar indígenas en las llanuras del norte y para dominar los territorios del sur, en la región de Talamanca.

Una sublevación acabó con el foco de colonización española en Talamanca, la ciudad de Santiago de Talamanca, en el año de 1610. A partir de este año los españoles tuvieron que hacer frente a la constante rebelión indígena, a pesar de los esfuerzos organizados en Cartago para sofocar la resistencia. A finales del siglo XVII una nueva ofensiva dirigida por los frailes franciscanos trató nuevamente de someter las poblaciones indígenas de Talamanca. El resultado fue el estallido de una nueva sublevación en 1709 dirigida por los líderes indígenas Presbere y Comesala con lo que se puso freno a la expansión hispánica en este territorio.