Resumen

El trabajo taxonómico ha sido históricamente considerado como una disciplina doble. Por un lado, su objetivo fundamental es responder a la pregunta sobre la diversidad de cualquier grupo bajo estudio, y esto incluye la mayoría de las preguntas “biológicas” de la investigación. Para entender las relaciones y parentescos entre los taxones de un determinado grupo, y finalmente describir su diversidad, se requiere de la comprensión de la variación genética y morfológica, de la estructura de las poblaciones y sus ciclos de vida, de la bio- y filo-geografía, de los modelos ecológicos, así como de la polinización y otros componentes bióticos que interactúan con los taxones en estudio. La segunda parte del trabajo consiste en la aplicación de un nombre correcto a cada uno de los organismos así como resultan identificados a través de al etapa biológica del estudio. Esta segunda etapa se interpreta usualmente como la componente documentaria de la investigación, y de hecho tienen mayormente que ver con las fuentes documentales y las reglas de la nomenclatura biológica (tales como protólogos, tipos y otros materiales históricos asociados con las recolectas-tipo, etc.). Sin embargo, el uso de fuentes de nomenclatura asociados a poca o ninguna consideración de los aspectos biológicos de los organismos en estudio puede ser engañoso y el mismo concepto de “tipo” puede difícilmente entenderse si no está enmarcado en un contexto biológico complejo. Los especímenes tipo no son sino ejemplos individuales escogidos al azar, los cuales deben ser interpretados a la luz de la integridad biológica y geográfica de una especie determinada, y esto requiere de por lo menos de algún tipo de conocimiento directo de los organismos y su biología. Cuando el origen geográfico de los especímenes tipo se encuentra afuera de los límites políticos de una determinada área de estudio, la investigación taxonómica se encuentra seriamente impedida por la imposibilidad de visualizar y entender los tipos en un marco biológico. Un ejemplo del trabajo finalizado a completar el tratamiento de Orchidaceae para la flora de Costa Rica puede enseñar como solamente un acercamiento cooperativo, basado en una metodología común, puede resolver la taxonomía de especies complejas.