Resumen

El libro de Marvin Rodríguez, jóven sociólogo costarricense, es un importante aporte a la incipiente sociología del arte que, desde hace años, viene confgurándose poco a poco en la región centroamericana. Desde su título, notable por la economía de lenguaje, el autor establece con contundencia los alcances de su investigación. El título contiene tres –por así decir– declaraciones de principios: la primera se refere
al “arte graftti” (y no simplemente al grafti); la segunda propone un abordaje sociológico de esa práctica y la tercera trata al graftti no solo en referencia a su habitual locus (los muros de la calle), sino que se propone abordar cuanto está “más allá” del objeto-imagen, es decir, la práctica social.