Resumen

El ser humano, desde su nacimiento, aprende ciertos patrones de conducta que le van a permitir su supervivencia en el medio en que se desarrolla. El comunicarnos, el caminar, el expresar emociones, el comportarnos de una manera determinada, el relacionarnos con quienes nos rodean son ejemplos de conducta que manifestamos.

La modificación de conducta está definida por algunos autores (Wolpe (1973), Rimm y Master (1984), como la aplicación sistemática de los principios psicológicos del aprendizaje en la modificación de la conducta humana.