Resumen

Este estudio analiza la presencia de los cuatro elementos en relación con los hechos y los personajes en la obra La Tempestad de William Shakespeare, en particular de qué manera son descritos estos principios fundamentales, si forman parte de la armonía positiva o si son tortuosos. Se analizará si los personajes pueden identificarse con un elemento o si se da ambiguamente la coexistencia de estos elementos. Situaciones y diálogos son observados para encontrar representaciones típicas de los elementos básicos –como valores de un orden establecido o divino-, a la par de posibles cambios potencialmente peligrosos –como síntomas de un cambio o ruptura latente que acecha a la sociedad en simultaneidad con el extraño e inexplicable cambio en el personaje de Próspero en la parte conclusiva de la obra.