Resumen

El role playing, conjuntamente con otras técnicas lúdico-dramáticas en el contexto de diferentes enfoques, métodos y sistemas de aprendizaje, facilita la consecución de los objetivos lingüísticos y extralingüísticos de programas de enseñanza de lenguas extranjeras como en el caso del italiano LS. Dramatizar en la clase respondería a la forma de aprender haciendo, centrada en el alumnado, auténtico protagonista del proceso educativo. La interacción dramática en la clase de lengua extranjera se plantea como uno de los medios ideales para la adquisición y desarrollo de las destrezas lingüísticas: expresión oral y comprensión.