Resumen

Este artículo analiza al primer pícaro de la literatura española, el Lazarillo de Tormes, como una figura carnavalesca según la teoría bajtiniana de la mentira alegre y sus héroes. Es decir, se explica cómo la picardía del lazarillo se constituye en un discurso en sí, un discurso cuyo propósito es burlar las jerarquías socio-económicas del siglo dieciséis.