Resumen

"Cuando dentro de dos meses y unos días esté dándoles la bienvenida, en la Facultad de Ciencias y Letras, a los nuevos estudiantes universitarios, tendré que repetirles lo que, con unas palabras o con otras, me siento obligado a decirles a cuantos trasponen los umbrales de la institución para emprender sus estudios superiores: que, pese a todos los esfuerzos que se ha venido y continúa haciéndose para ampliar las oportunidades, es realmente sólo un grupo reducido el que puede en definitiva emprenderlos; que quienes forman parte de ese grupo resultan, por ello, verdaderos privilegiados; que tal situación debe generar en su ánimo un sentimiento de honda gratitud para con el país pequeño y pobre que, en medio de dificultades y limitaciones pero con vigorosa decisión, está ofreciendo tales oportunidades; y que esa gratitud, que ennoblece a quienes la sienten, debe traducirse en un compromiso libre pero firme de compensarle a Costa Rica sus esfuerzos en pro de la educación superior, mediante una actitud permanente de servicio."