Resumen

"Y sugiero que partamos de una premisa que hoy, nadie osaría poner en tela de juicio: la Universidad moderna es una Universidad de carácter y pretensión sociales, una Universidad cuyo norte es el servicio a la comunidad. Afirmación que corresponde a aquella otra, hecha recientemente por el Profesor Isaac Felipe Azofeifa, de que la tradición de la cultura como “gentileza”, como adorno de clases aristocráticas, ha terminado por ceder al sentido de la responsabilidad social del pensamiento. Estoy pensando especialmente, es cierto, en la Universidad costarricense, o en la latinoamericana, o en la de todos los países que están luchando por su definición cultural, su desarrollo material y su plena madurez política. No en lo europea o la anglo-americana, Universidades de países ya hechos y derechos; por más que tampoco crea que su sentido de responsabilidad tenga que ser muy distinto, aunque, seguramente, sí no de tanta urgencia como el de las nuestras".