Resumen

 

 

Propósito:

evaluar la efectividad de tres protocolos de ingesta de un volumen de bebida deportiva, en la rehidratación posejercicio, según la capacidad de conservar el líquido ingerido dentro del cuerpo. Metodología: en tres días distintos separados por una semana, 11 hombres sanos, físicamente activos, de 21±2 años, 68.7±9.0 kg de peso y 1.72±0.05 m de estatura fueron deshidratados mediante ejercicio al 1.97%±0.20 (media±D.E) del peso corporal, en un cuarto de ambiente controlado (aproximadamente a 32úC y 60% hr). Posteriormente bebieron un volumen de bebida deportiva, equivalente al 120% del peso perdido cada media hora durante hora y media, según uno de tres protocolos de ingesta (asignados aleatoriamente): (IG) porciones iguales (tres porciones equivalentes cada una a 40% del peso perdido), (AS) ascendente (porciones de 25, 40 y 55%) y (DES) descendente (porciones de 55, 40 y 25%). Luego se recogió la orina cada 30 minutos durante tres horas para medir su volumen. Se utilizaron ANOVAs de medidas repetidas para analizar los resultados obtenidos. Resultados: no hubo interacción entre el protocolo de ingesta y el tiempo sobre los volúmenes parciales de orina (p=.119). Tampoco se observó un efecto del protocolo de ingesta sobre el volumen total de orina (IG=670±278 mL, AS=649±184 mL, DES=750±421 mL; p=.609), ni en el porcentaje de conservación del líquido (IG=59.0±16.1%, AS=59.7±13.7%, DES=54.9±19.9%; p=.835). Conclusión

: la distribución de un volumen constante de bebida deportiva en tres protocolos distintos de rehidratación posejercicio no produjo diferencias significativas en el volumen de orina, ni en la conservación del líquido ingerido.

 

 

Palabras clave: Ejercicio, Recuperación, Hidratación post ejercicio, Porciones, Bebida Deportiva