Resumen

La consecución del Poder Ejecutivo por el Partido Acción Ciudadana (PAC) y el exponencial crecimiento en las votaciones a favor del Frente Amplio (FA) induce a considerar que Costa Rica se orienta hacia la generación de políticas claramente progresistas. No obstante, a pesar de estos triunfos electorales el gobierno del PAC está limitado por su compleja composición interna, un sistema de partidos y un espacio público que se constituyen en serios constreñimientos a sus supuestas intenciones de revertir el modelo de desarrollo seguido por el país en los últimos 30 años. La Costa Rica contemporánea se caracteriza por un sistema de partidos en recomposición y sin una trayectoria certera, partidos políticos con muy poco arraigo social y deslegitimados y un espacio de "lo público" muy demarcado por algunos poderes fácticos que claramente se oponen a cualquier intento alternativo generado desde las iniciativas populares - progresistas.