Resumen

Tomando en consideración la teoría de sistemas de Luhuman y la teoría de
estructuras disipativas de Prigogine, el artículo sienta las bases para concebir
el sistema político como uno que es complejo y disipativo y que externa
características similares a sistemas de esta naturaleza en la física. Dichos sistemas
son susceptibles a lo que se denomina “caos turbulento”. Para ejemplificarlo la
autora ofrece tres manifestaciones de este caos turbulento relacionadas con la
naturaleza pluralista, antagónica y de posverdad que ha cobrado la relación de
actores dentro de la esfera política en Costa Rica. Posteriormente se introduce el
concepto de “co-gestión dinámica” como una forma de aproximación a sistemas
sociales complejos y disipativos, perfilando en sus alcances y sus dilemas.