Resumen

Los conceptos de langue y parole, visualizados por Saussure, lejos de estar obsoletos, se convierten en importantes ayudas prácticas para los docentes de japonés que enseñan a estudiantes hispanoparlantes. Debido a que la romanización no representa una ayuda significativa para el aprendizaje del japonés por las diferencias entre esta lengua y el español, abordar el proceso de enseñanza-aprendizaje desde un enfoque cultural (langue-parole) facilita la comprensión de las funciones de la lengua japonesa.